Proyecto de Presupuestos (PGE-17) – Análisis preliminar (12-abr-17)

 

  • El colofón a un singular año de interinidad ha sido la prórroga de los PGE-16 al inicio de 2017. El Gobierno inicia ahora la tramitación de los PGE-17 y busca la luz verde para unas cuentas que durarán sólo siete meses. Este distinto calendario implica que ya conocemos los datos de 2016, lo que reduce considerablemente el nivel de incertidumbre alrededor de las nuevas cuentas presentadas.
  • El punto de partida es positivo: se cumplieron las metas de déficit nominal y estructural en 2016, incluso con cierta holgura. Metas que, debe recordarse, fueron significativamente rebajadas por Europa por el incontenible desfase de 2015 y la situación de interinidad. 2017 ha empezado con nuevas caídas del déficit.
  • El cuadro macro es prudente en sus parámetros de partida y prudente en su conjunto, por lo que AIReF lo ha avalado. Pero las previsiones de las variables nominales, más ligadas a la recaudación, están ya en el tramo alto del rango de previsiones, por lo que es improbable que mejoren mucho más.
  • El Estado tiene que realizar un gran esfuerzo de consolidación este año, de 1,4 puntos del PIB. Una gran parte del mismo lo fía a los incrementos de la recaudación, por el buen funcionamiento de la economía y el fin de las rebajas fiscales del último bienio. Pero los ingresos vuelven a sobreestimarse, en unos 2.500 millones. Así, el Estado está 2 décimas más lejos del objetivo de lo que dice estar.
  • Los gastos no financieros tienen en cambio menos sesgos y son por ello más probables. Tras la fuerte contracción en 2016 (-4.900 millones menos a lo presupuestado, -3,1%), este año se congelarán (-0,1% o -225 millones menos que en 2016 cuando se excluyen los créditos especiales de armamento). Con el PIB nominal creciendo a tasas del 4%, el gasto del Estado seguirá cayendo con fuerza en términos del PIB.
  • La Seguridad Social volverá a tener más déficit del presupuestado, como viene siendo habitual. Creemos que los ingresos por cotizaciones se acelerarán pero menos de lo que estima el Gobierno, lo que genera un descuadre de 3.000 millones. La SS está pues 2,5 décimas más lejos del objetivo de lo presupuestado.
  • En conjunto, el Estado y la SS tienen comprometido un ajuste de 1,6 puntos, pero este probablemente será de 1,1 puntos por el menor repunte de los ingresos tributarios y por cotizaciones. Este desfase de 0,5 puntos (o 5.500 millones) depende también de que el PIB y el gasto público evolucionen en línea con lo esperado, sin desfases que comprometan el cumplimiento presupuestario, lo que dista de estar garantizado.
  • El punto de llegada para el conjunto del sector público (un objetivo de déficit del 3,1%), vuelve a depender del ajuste de las CCAA y de que los Entes Locales mantengan el superávit en el nivel de los últimos años. Atendiendo a todas las incertidumbres, cabe esperar un leve desfase de dos décimas, hasta el 3,3%.

 

Adjuntos:
Descargar este archivo (PGE-17 (12-abr-17).pdf)PGE-17 (12-abr-17).pdf[ ]951 kB

Últimas publicaciones

Volver