Panorama político

 

En contraste con la intensa crisis política en Brasil y Venezuela y, en menor medida, también en México y Chile, se registran noticias positivas para la estabilidad y continuidad en Argentina y Perú. En Venezuela, el enconamiento entre gobierno y oposición, en la calle y las instituciones, ha crecido aún más, mientras un abducido CNE sigue dando largas para retrasar la revocatoria de Maduro. Probablemente la noticia del mes fue la destitución (sin inhabilitación) de la presidenta Dilma Rousseff a cargo del Senado y su sustitución por Temer hasta finales de 2018 en principio, mientras el Supremo Tribunal Federal abrió otra investigación contra Dilma, Lula y personas afines por supuesta obstrucción a la justicia. En el polo opuesto, la esperanza regional se ubica en Colombia, donde concluyó la negociación entre el gobierno y las FARC con el ansiado acuerdo de Paz, pendiente aún de ratificación formal el 26-sep y referéndum el 2-oct.

 

 

Panorama económico

 

La negativa tónica y evolución económica regional parece empezar a enderezarse. Algunos factores comunes y otros idiosincráticos parecen apuntar a que el segundo semestre del año será mejor que el primero, con mayores ritmos de crecimiento (o menores ritmos de ajuste). Gran parte del cambio paulatino de dinámica proviene del reequilibrio externo: el final del deterioro en los saldos comerciales y la mejora en los términos de intercambio.

 

  • Los primeros datos de PIB del 2T16 siguen siendo muy negativos por lo general, sobre todo en las dos principales economías de la región. En Brasil el PIB retrocedió un 0,6% trimestral ajustado, una caída más suave de las registradas en 2015 pero dos décimas mayor a la del 1T16. Y en México, se registró una caída inesperada del 0,2% trimestral ajustado, tras casi tres años de avances ininterrumpidos. Ello deja la variación interanual en el -3,8% en Brasil (-5,4% en el 1T) y 1,5% en México (2,8% en el 1T).
  • Las cuentas externas mostraron una situación aproximadamente estable. El déficit corriente acumulado se mantuvo el 2T16 en el 2,1% del PIB en Chile, 3,0% en México y 4,3% en Perú.
  • La inflación muestra señales mixtas aunque en general estables en un nivel elevado. La tendencia de aumento en México prosigue (2,7% en agosto) y cerrará el año en el 3,0%, en una situación cómoda para el Banco Central mexicano y reducida en términos históricos. Mientras, podría haber tocado techo, o cerca de tocarlo, en Argentina y Colombia, y parece que se desacelera y retorna al rango meta en Chile y Perú. En Brasil repuntó tres décimas (9,0% en agosto) cuando parecía que ya había alcanzado el máximo (y en Venezuela continúa el silencio estadístico). En este contexto, los bancos centrales de Colombia y Perú acordaron un mantenimiento de su TPM en el 7,75 y el 4,25%, respectivamente.

Últimas publicaciones

Volver