• Buena EPA pero no para tirar cohetes: la creación de empleo se mantiene en torno a los 410.000 nuevos empleos interanuales (2,3%). Mientras, el paro baja en casi 540.000 (-11,2%). La tasa de paro se sitúa al 18,8%, 2,2 puntos menos que un año antes. Y las horas trabajadas han aumentado un 1,4% interanual, acelerando el aumento de la productividad.
  • El ascenso en la ocupación se desacelera en los servicios hasta su menor nivel desde el inicio de la recuperación. En la industria también se suaviza pero crece por encima del agregado y en cambio se acelera con fuerza en las ramas primarias y la construcción. En conjunto, la evolución interanual del empleo no agrario ha sido algo peor a lo esperado. Con todo, es obvio que en términos relativos el sector servicios ha liderado hasta ahora la recuperación (ha alcanzado por fin el nivel de 2008), mientras que la industria continúa un 20,6% por debajo y la construcción un 56,0%, perdiendo más de la mitad del empleo.
  • Los asalariados privados se aceleraron una décima, al 2,7%. La mejor noticia es el importante dinamismo del empleo asalariado privado (3,8%, cuatro décimas más) que más que compensó la caída en el público (-1,5%, un punto menos) y que ayudará a la consolidación fiscal una vez que terminó el ciclo electoral que motivó su ascenso.
  • La tasa de temporalidad vuelve a crecer al 25,8% (ocho décimas más que hace un año). Pero la tasa de parcialidad se mantiene, gracias al inesperado repunte del empleo asalariado temporal. Esta es una buena noticia al acercarnos a Europa. Desde 2008 la tasa de parcialidad ha crecido 5 puntos, aunque le faltan otros 5 para converger con la eurozona.
  • La oferta laboral sigue contrayéndose, al mismo ritmo que el trimestre anterior. Desde 2008, la población mayor de 16 años ha crecido en 220.000 personas, pero los activos han retrocedido en 370.000 personas debido a que los inactivos han aumentado en 590.000. Ello tensionará la gestión del desafío demográfico, sobre todo del gasto en pensiones lo que agrava las perspectivas y tensa las costuras del estado del bienestar.
  • En tasa trimestral ajustada, la creación de empleo se acelera y muestra una fortaleza notable. Se acelera dos décimas, hasta el 0,7% (unas 125.000 personas), lo que permitiría mantener el objetivo gubernamental del medio millón anual. Este avance es inferior sin embargo al avance de la afiliaciones (0,9%, 155.000 personas).
  • El positivo avance trimestral es consistente con el crecimiento del PIB del 0,8% trimestral, estimado tanto por AIReF como por el Banco de España. Veremos si mañana el INE publica esta cifra en su estimación preliminar.
Adjuntos:
Descargar este archivo (Flash EPA 1T17 (27-abr-17).pdf)Flash EPA 1T17 (27-abr-17).pdf[ ]508 kB

Últimas publicaciones

Volver