La (inexistente) evaluación por programas del presupuesto.

Más preocupante aún es el hecho de que los procesos presupuestarios son pobres. Pese a las mejoras recientes (sobre todo en la diseminación de información fiscal, el seguimiento de AIReF o la supervisión europea adelantada con el Plan Presupuestario), el atraso persiste en tres aspectos: revisión (spending reviews), evaluación de los programas de gasto (performance budgeting) y participación pública.

 

Acceso a la noticia completa aquí

Últimas publicaciones

Volver